Restaurante ‘MYTHOS’

Restaurante griego ‘MYTHOS’, ubicado en Isaac Newton, en el centro restaurantero de Polanco, a una cuadra del parque Lyncon.

La comida esta deliciosa, si te gusta la comida griega, si no, no vayas pensando que vas a poder encontrar una pechuga asada o algo más ‘internacional’. El tzatziki de entrada esta buenísimo, lo hacen con yoghurt fage (CERO grasa), los gyros también muy ricos… y de plato fuerte (rompimos completamente la dieta) pedimos una pasta estilo griego ‘mac and cheese’ con salsa bechamel y carne molida (buenisimooo) peeeeero claro que cuentan con una gran variedad de platillos, especialmente pescados por si quieres puras opciones ‘light’. Cuentan con una buena variedad de vinos (los italianos, tintos de ‘vinsanto’ todos son buenísimos, pregunta por cualquiera de esos) y buena variedad de cervezas.

El lugar, como la mayoría de los de polanquito, está apretado y le calculo no más de 40 mesas (igual y hasta exagero). Si haces reservación y vas con niños anticipa que quieres una mesa donde haya más espacio, para que quepa la carriola, y si cuentan con periqueras. (padrísimas de las que se cuelgan en la mesa… de las que uno debería de tener siempre por si acaso vas a algún lugar dónde no hay :P).
No tienen menú de niños, ni opciones como para niños ‘pickys’ con la comida. Irune por suerte come de todo, y comió de mi pasta con la carne molida. (era lo más ‘kids-friendly en el menú) aunque, como también come yoghurt griego fage, el tzatziki ¡le encanto!

Me parece que es el lugar perfecto para ir a festejar el día de las madres, o tu cumpleaños si eres mamá… porque… ¡el cambiador está en el baño de hombres! jajajaja. O los griegos son ‘mandilones’, o fue por cuestión de espacio, o la dueña es muy feminista…(aunque me parece que los baños de hombres son menos higiénicos que los de mujeres), podrás por esta comida, tu quedarte sentada y esperar a que tu esposo vaya y cambie el pañal. ¡Bien por MYTHOS!

Los postres EQUIS, igual yoghurt fage con miel y así… muy tradicionales. Me parecería una mejor idea ir a caminar un rato por el parque Lyncon, y después pasar por un postre a Magnolia Bakery.

¿Regresaríamos? ¡definitivamente sí! No me pareció ‘muuuuuy kids-friendly’ pero de vez en cuando también nos toca pensar en nosotros y si tiene lo indispensable para ir con bebé.

Deja un comentario

+ 27 = 34