Oraciones para los niños del Ángel de la guarda

IMG_9938Fáciles, bonitas, entretenidas y cortas, deben de ser los rezos que les enseñemos a los niños desde bebés, para que puedan disfrutarlas y aprenderlas fácilmente. Sé que hay muchas versiones, y quizás cada persona le cambie algunas palabras, yo entre mi abuela, mi tía y mi papá, escuchaba versiones diferentes, que cambiaban incluso solo una palabra, pero me quede con la que más me atrapó: mi propia versión.

Le rezo siempre antes de dormir, desde el día que nació. Hoy a sus 2 años 5 meses, ¡ella se las sabe completas y solita! Me encanta el haberle inculcado desde que nació esa tradición para nosotras, que siempre antes de dormir tenemos que rezarle a su Angelito de la guarda.

Son dos oraciones, las que rezamos todas las noches. Cortitas y fáciles de aprender.

  1. Angelito de mi guarda,
    de mi dulce compañía,
    no me desampares ni de noche ni de día,
    no me dejes solo, que me perdería.
  2. Niñito Jesús,
    que estás en el copon,
    da un brinquito,
    ¡y ven a mi corazón!

Y en la parte de “da un brinquito” alzo mi mano, y cuando decimos “¡y ven a mi corazón!” le llego con mi mano a su corazón.

Después de eso, le canto su canción de cuna, y ahora gracias a QUERU, la acuesto con su Angelito de la guarda, para que lo abrace y duerman juntos.

One comment

Deja un comentario

47 − = 40