¿Cuál es la mejor cuna y porque?

Toooodas las mamás primerizas, ya repasamos mil listas, mil páginas, mil vueltas por todo nuestro nuevo -bebe mundo-, con ganas de escoger lo más bonito, lo más especial, y a veces lo más práctico.

Aunque algunas mamás si prefieren tener 5 diferentes lugares para que duerman sus bebés, empezando por el moisés familiar que bordó la abuelita, o el moisés divino de revista, la cuna cohecho porque ‘esta de moda’, la cunita ovalada porque luce el cuarto y un sin fin más de opciones…habemos otras que aprendemos de esos errores o aciertos, o que preferimos ser más prácticas y tener lo que vamos a usar por mucho tiempo.

Desde recién nacida hasta los 6 meses que estuvimos en lactancia materna exclusiva, Irune durmió en una cuna-colecho viajera. ¡Tenía triple función! Era la “cunita”, estaba a la altura de mi cama como una extensión y ¡la podíamos llevar a cualquier lugar! (¡SUPER ACIERTO!)

Después de los 6 meses…que empezamos a notar que ya no dormía cómoda en su “cunita” la pasamos a su cuarto y a su cuna grande. Dormía corrido y por horas…la comodidad de ellos definitivamente es tu mejor aliado para su descanso (¡y el tuyo!)
Hay dos tipos de cunas camas que conozco, una es la que es matrimonial o queen y que tienes que comprar los barrotes y extensiones para la cama por separado. (se me hace “chica” como cuna para que duerman cómodos hasta sus 3 años)
Y la cuna-cama individual. Esta es la que comúnmente tiene un buró o cambiador en un extremo. Es mucho más grande que cualquier otra, y crece con ellos, paso a paso. Va de cuna, a -media cuna- (si le podemos llamar así cuando le quitamos solo los barrotes de un lado pero seguimos dejando el mismo colchón y el mismo tamaño es de cama que de cuna) a cama (quitando el buró y los cajones), a cuarto completo, se desarma toda y tienes: escritorio, cajonera y buró. Y una cama adicional abajo.
La camita adicional de abajo sirve para las noches que nunca queremos que existan, cuando están enfermos, para podernos dormir ahí si así nos sentimos mas seguros…¡y después para poder hacer pijamadas!

Lo único que me costó trabajo conseguir en estas medidas, fue un juego de cuna liso…ya sabes todos están con muñequitos o decoraciones…pero no hay nada imposible teniendo internet y encontré los de ILÒ ¡lisos y divinos!

Así que…es la mejor porque pasa de cuna desde casi recién nacido, hasta cuarto completo con escritorio. Un cuarto completo que podría durarte muchos años…hasta que tenga un hermanito y la vuelvas a hacer cuna…y al primogénito ya por fin le hagas su cuarto. jaja

Deja un comentario

− 5 = 1